11 oct. 2009

... 9/10/09 Sant Dionís!!

...Para muchísima gente el día de los enamorados por excelencia es el 14 de Febrero...pero yo tengo dos días ;-)... también fue el viernes, y cada año me decanto mas por éste último.
Siempre es una emoción despertarme y que me espere el paquetito especial que me trae ( éste año en plural). Siempre lo abro de la misma manera, intentando no romper el papel y con equilibrio para que no se caiga ninguna de las miniaturas.
Me quedo como una boba mirando todos los tonos de colores y cómo siempre combinan entre si las frutas, tan graciosas!! Sólo ellos (mis chicos) saben que mis mazapanes preferidos son las patatas, las bolitas con canela y tres piñones... y mi hijo entró en la confitería y en mi casa diciendo....Mamiiiiii...Patatas!!! Mamiiii...Patatas!! (jejejjejjejeje)
Sin duda, es de lo mejor del año. Una fiesta especial.


La mayoría de las fiestas que celebramos tienen su origen en tradiciones que ya celebraban nuestros antepasados. Tradiciones que se basan en la historia de los pueblos y que, para nuestra mayor alegría, suelen convertirse en jornadas festivas para que la celebración tenga la mayor repercusión posible.
El pasado viernes, 9 de octubre, se celebró la festividad de Sant Donís, una fiesta que conmemora la toma de Valencia en 1238 por parte de Jaime I el Conquistador, expulsando de ella a los musulmanes que habían pasado varios siglos entre nosotros.
Jaime I entró en la ciudad acompañado de su mujer Violante de Hungría y, como en una primera ofrenda, los valencianos ofrecieron a la pareja frutas y verduras que habían recolectados de sus huertas en señal de agradecimiento.
Pasado el tiempo la tradición se mantuvo y, un siglo después, el Consejo General decidió celebrar una procesión.
Año tras año las celebraciones se fueron ampliando, oficiándose en la Catedral de Santa María una misa. Durante la homilía se hacía referencia a las efemérides históricas en torno a la toma de la ciudad, por lo que el sermón pasó a llamarse 'Sermón de la Liberación'.

En el siglo XV, cómo no durante las fiestas de celebración, se comenzó a quemar pólvora representada en 'piules' y truenos. Para tal ocasión, el Gremio de Panaderos y Pasteleros de la ciudad y del Reino de Valencia (el más antiguo de España) elaboró unos dulces especiales para celebrar tal efeméride, confeccionando en figuras de mazapán, las 'piules' y 'tronaors' que explotaban, y las frutas y verduras que en su día ofrecieron a Jaime I y su mujer.
Estas figuras se popularizaron pasados unos años entre los jóvenes de la época, junto a la tradición de regalar la 'mocadorada', que consistía en regalar a su amada un pañuelo de seda anudado y repleto de figuras dulces de mazapán.
Los más ricos cambiaban las típicas figuritas por joyas y regalos de mayor cuantía.

Sin ese legado sería, por ejemplo, imposible entender el día 9 de octubre. Gracias a esa tradición, hace ya unos días que los escaparates de las pastelerías valencianas se han engalanado con mazapanes que imitan las frutas, con su color y su sabor característico.

Un jurado formado por miembros del Gremio visitó los escaparates de las pastelerías de la ciudad para otorgar el premio al mejor decorado. El premiado éste año ha sido LA ROSA DE JERICÓ (www.larosadejericó.com)
Una combinación de colores y matices que, sin duda, llamará la atención de los viandantes que se acercan a ver el escaparate.

(*las provincias/fotos JV.Rejas http://marchavale.wordpress.com )














No hay comentarios: